Make your own free website on Tripod.com
LOS MUNDIALES

Home

LA HISTORIA
RANKING / ESTADISTICAS
RECORDS
ANÉCDOTAS
URUGUAY 1930
ITALIA 1934
FRANCIA 1938
BRASIL 1950
SUIZA 1954
SUECIA 1958
CHILE 1962
INGLATERRA 1966
MÉXICO 1970
ALEMANIA 1974
ARGENTINA 1978
ESPAÑA 1982
MÉXICO 1986
ITALIA 1990
USA 1994
FRANCIA 1998
COREA/JAPÓN 2002
ALEMANIA 2006
ANÉCDOTAS

VOLVER AL SITIO PRINCIPAL

::: ANECDOTAS MUNDIALES :::
::: ALEX CARDENAS Te brinda toda la información sobre anécdotas mundiales ::: Entérate ::::::

futbolista.gif

Anécdotas de los Mundiales

En Uruguay '30, el árbitro brasileño Almeido Rego terminó el partido entre Francia y Argentina 4 minutos antes del tiempo reglamentario, cuando los europeos parecían a un paso de conseguir el empate. El público invadió la cancha para protestar. Y mientras la policía montada sacaba a los intrusos, un juez de línea convenció a Rego: para corregir el error mandó a buscar a los jugadores a los vestuarios y reanudó el partido.

La Copa Mundial ha tenido 5 jugadores que han jugado para dos países: José Altafini (entonces conocido como Mazzola) para Brasil en 1958 e Italia en 1962; Luis Monti, para Argentina en 1930 e Italia en 1934; Ferenc Puskas, para Hungría en 1954 y España 1962; José Santamaria para Uruguay en 1954 y España en 1962; y Robert Prosinecki para Yugoslavia en 1990 y Croacia en 1998. Las reglas se cambiaron ahora, y ningún jugador jugará para más de un país en los Mundiales.

En 1938, Brasil y Polonia se enfretaron bajo una lluvia torrencial. Leónidas, se cansó del barro y para quitarse peso de los pies se sacó los botines y se los tiró a su entrenador. El delantero brasileño quería seguir descalzo pero el árbitro se lo impidió. Poco después, Leónidas perdió un zapato en medio del área rival y con un pie descalzo hizo un golazo: una acción que hoy en día sería invalidada.

Benito Mussolini, en 1938, le mandó un telegrama al técnico italiano que decía: "Vencer o morir".

Era el 16 de junio de 1938 y el encuentro entre Italia y Brasil en el estadio Velodrome en Marsella llevaba una hora de juego. Italia ganaba por 1 a 0 y tenía la oportunidad de aumentar a través de un penal. El jugador encargado para las tales situaciones normalmente era Guiseppe Meazza, pero tenía un problema: el elástico de sus pantolones se había roto. Sin embargo, Meazza no se detuvo; con su mano izquierda sostuvo los pantalones, con la derecha colocó la pelota en el punto penal y no le dio ninguna oportunidad al arquero brasileño con su remate. Italia ganaría el partido y avanzaría a la final donde defendería exitosamente su título.

Las expulsiones no ayudaron mucho en el partido entre Brasil y Hungría en 1954. 3 jugadores fueron expulsados, aunque si fuera en la actualidad el número habría sido mucho más alto. El encuentro produjo escenas deshonrosas y se lo denominó como "La batalla de Berna". Los jugadores continuaron peleando camino a los vestuarios después del silbato final. Hungría ganó el partido 4-2.

El 3 de junio de 1962 la Unión Soviética estaba derrotando al equipo colombiano 4 a 1 después de una hora y parecía alcanzar la victoria. Pero Colombia empató el marcador en un intervalo de nueve minutos estando Lev Yashin - la "Araña Negra" - en el arco soviético, considerado como uno de los mejores arqueros en la historia de la Copa Mundial.

En los cuartos de final de Inglaterra '66, Argentina se enfrentó con el equipo local. En el primer tiempo, el árbitro alemán Kreitlen echó a Rattin inexplicablemente. Todo el equipo argentino protestó y, al salir, Rattin mostró su bronca pisando la alfombra de la reina Isabel, todo un símbolo del Imperio Británico. Argentina había sido perjudicada y terminaría perdiendo.